¡El mundo masónico a tu alcance, tienda en línea, artículos y mucho más!

3 de mayo de 2017

Carta a un aprendiz masón

Maestro masón con Saquille'O Neal

¿Hay algo que les hubiera gustado que les dijeran durante su paso por el primer grado? Desde el inicio del procedimiento de ingreso a nuestra institución hasta el momento en el que un aprendiz da el siguiente paso al grado de compañero, el aprendiz se enfrenta a diversos conflictos personales y colectivos, por eso el día de hoy quisimos darle un giro diferente a las publicaciones de carácter informativo y se brindará esta especie de carta dirigida a un aprendiz masón, ojalá que les guste. 

Antes de iniciar debo hacer la aclaración de costumbre: En este artículo no encontrarás palabras sagradas, tocamientos ni formas de reconocimiento alguno entre los masones

Sin más por añadir, ¡comenzamos!

Lo primero es contarles que el día de hoy tenemos programada una iniciación masónica en mi logia y como es lógico hay muchos preparativos que debemos realizar antes de proceder, uno de estos preparativos comenzó hace aproximadamente 3 meses en el que se realizó la propuesta de los candidatos para formar parte de nuestra logia. En aquel momento fueron propuestos 5 candidatos y se comisionó a un grupo de 5 hermanos para entrevistar a estas personas, hermanos de los que un servidor formó parte. En el camino de estas entrevistas se nos fueron cayendo algunos candidatos por diversos motivos. 

El principal fue que la idea que tenían sobre la masonería era bastante errónea y a pesar de que se les explicó en lo que verdaderamente consiste la orden, a ellos no les terminó de convencer y decidieron no continuar. A pesar de ello 2 candidatos decidieron continuar y serán ellos los que se inicien hoy, por eso hoy redacto este mensaje para ellos y por supuesto para cualquier aprendiz. También debo aclarar que nadie de mi logia sabe de este proyecto de "El Blog del Masón" así que sería toda una sorpresa si alguien supiera mi identidad.

En fin, señores (aún candidatos), aprendices y queridos hermanos todos:Aprendiz, comenzaste tu camino por el mundo del simbolismo, ese gran sendero que recorre las más intrincadas y tortuosas veredas. Aquí te encuentras, parado frente a lo desconocido, no sabes lo que te espera del otro lado de esa puerta y aunque estés a punto de saberlo, el miedo recorre tu cuerpo por una simple razón, la ignorancia. Pero no te preocupes, el miedo a lo desconocido es una cuestión bastante normal y que vivirás a lo largo de tu camino como masón. 
Todos hemos estado en donde te encuentras ahora y créeme cuando te digo que muchos se quedaron en el camino, pues debes entender una cosa, la masonería no es para todos, algunos dirían que se trata de un grupo selecto y posiblemente tengan razón ya que muchos son los llamados pero poco son los escogidos y aún son menos los que se quedan. Pero no te confundas, el ser masón no te hace una mejor persona sólo por el hecho de pertenecer a la institución, más bien representa un reto y una enorme responsabilidad. No todos los que pertenecemos a la masonería somos capaces de representar dignamente a la institución de 300 años que llevamos en nuestros hombros. Durante mi camino, que puede ser largo para algunos y corto para muchos, he conocido a muchos hermanos, hice buenos amigos y claro que algunos "enemigos" involuntariamente. A esto te enfrentas también, no todo es color de rosa, existirán hermanos que no aguantes y hermanos a los que no les caigas muy bien, pero esto es normal, hasta en las mejores familias hay conflictos. Lo importante de estos conflictos es que no te enganches y que sepas que a pesar de las diferencias que se puedan presentar en el camino no dejamos de ser hermanos y si en algún momento necesitamos unos de otros, ahí estaremos para volar en nuestra ayuda.
Si tuviera que darte algún consejo es que dudes, duda siempre de lo que te dicen los demás hermanos de tu logia, duda de lo que investigues y sobre todo duda de quién crees que eres, porque esa persona está a punto de desaparecer para siempre. Sí, serás una persona diferente a partir de este momento, no sé si una mejor o peor persona, eso ya dependerá de tí. Frente a tí tienes la oportunidad de convertirte en la mejor versión de ti y por último quisiera decirte que jamás intentes impresionar a otras personas, eso es ser hipócrita, trata de impresionar a la persona que ves frente al espejo cada mañana, impresiona a tu entorno y jamás intentes ser como alguien más, sé la mejor versión que puedas ser de tí mismo.
Tal vez estos consejos puedan hacer que tu camino por la fraternidad humana más difundida del mundo sea algo más tranquilo, porque fácil te garantizo que no lo será. Ah y una última cosa: los anillos, las joyas y los mandiles, son adornos, estos elementos no hacen al masón y sobre todo no definen quién es mejor, usalos con orgullo y con precaución porque al ponerte un distintivo de la orden tendrás una gran responsabilidad con tu entorno, pues para el mundo serás la imagen de lo que nuestra orden es o no es.
Querido amigo, no olvides que al final de todo estás en una fraternidad y que una vez siendo masón, nunca dejarás de serlo pase lo que pase serás mi hermano, por lo que deberás tener presente que: todos para uno, uno para todos.

Hemos llegado al fin de este artículo, no sin antes agradecerles por sus grandes muestras cariño y recordándoles que tenemos tienda en línea y que nos pueden seguir en FacebookTwitter y Google +

Les agradecemos por todo su apoyo, este proyecto se realiza con mucho esfuerzo para que tengan contenido de calidad disponible en su idioma.

No olviden compartir el artículo en las redes sociales, con sus hermanos y en sus logias, nos ayudan mucho recomendandonos y siguiéndonos en nuestras redes sociales. 
Maestro Masón.